EL ENTORNO

Una visita obligada para el viajero suele ser la isla de "A Toxa", de gran fama por sus productos de cosmética y jabón, su particular capilla revestida de conchas de vieira, su casino y su campo de golf, también hay una "aldea comercial", donde encontraremos desde artesanía gallega, pasando por productos comestibles de origen gallego, hasta bicicletas de pedales para dar un paseo alrededor de la Isla.

Al inicio de la isla hay dos playas, a ambos lados del puente, una de ellas es canina con un parque para perros enfrente; la otra playa a la que puedes acudir con tu mascota está en "O Espiño", justo al lado del puerto deportivo de San Vicente do Mar, te sorprenderá lo acogedora que resulta y su agua cristalina.

Una constante en el recorrido de la Costa Grovense son sus playas, no podemos olvidar que alberga más de 10 kilómetros de arenales, todas con sus propias características y su propio encanto: As Pipas, A Mexilloeira, Area Grande, A Barcela, O Carreiro, Con Nego, O Portiño (canina), O Espiño, Area Da Cruz, Raeiros, A Lanzada, A Toxa, Playa de Confín... muchas de ellas con bandera azul.

Desde el puerto deportivo de San Vicente do Mar hasta la zona de Con Negro (la zona más virgen de O Grove), podemos caminar a lo largo de un paseo de madera bordeando la costa, con un entorno espectacular que nos llevara durante algo más de una hora a través de calas, zona agreste... disfrutando al mismo tiempo de las vistas que nos ofrece el Mar Atlántico y de las singulares "Illas de Ons".
Otro paseo de madera, algo más corto que el anterior, discurre en paralelo con la playa de A Lanzada, dura alrededor de media hora.

Podemos visitar en Punta Moreiras el Acuario, Museo da Salga, Red de Esculturas, Museo do Mar y contemplar desde aquí: Porto Meloxo, un barrio de O Grove con mucho encanto,
así como centenares de mejilloneras dispuestas a lo largo de la Ría.

Contamos con lugares privilegiados que están contemplados como Espacios Protegidos, albergando en ellos a las aves migratorias, que invernan aquí o simplemente descansan de sus migraciones.

A unos 2-3 kilómetros del centro se encuentra el punto más alto de la península, el Mirador del monte "Siradella",desde él se contempla una panorámica única, el Océano Atlántico que baña la playa de A Lanzada con las Illas Ons de fondo y la Ría de Arousa, separados estos dos mares por tan sólo el itsmo de "O Bao".